viernes, 30 de septiembre de 2016

crisis de la edad


Escuchaba  a Ayleen quejarse porque aumentó de peso. No podía entender la razón por la cual antes comía y no engordaba y ahora ganaba kilos con sólo tomar agua. Pensé recordarle que con los años el metabolismo va cambiando, pero no dije nada, jamás hay que azuzar a una víbora.
Esa conversación me hizo pensar que después de los cincuenta uno cae en cuenta que todo lo fisiológico va a empeorar. Es a los cincuenta cuando uno se aviva. Aunque la declinación haya comenzado dos décadas antes la toma de consciencia, como siempre, llega con retraso. No sé cuál es la razón por la cuál a los seres humanos nos cuesta tanto darnos cuenta de lo obvio. Pero lo bueno es que finalmente se aprende. Recuerdo que antes me comparaba con años anteriores. Hoy me alegro de cómo estoy porque soy consciente que nunca estaré mejor que como estoy ahora. Mañana no tendré más pelo ni mejores erecciones, es más, muy probablemente pase lo contrario. Este "darse cuenta" vino de la mano de la enfermedad de mi madre. Al principio fue un golpe aceptar su deterioro, luego entendí que tenía que disfrutarla en el estado en que estaba porque en pocos días, o semanas, estaría peor. La decadencia de la carne se hace aún más patente en las personas mayores.
Ayleen siguió hablando, supongo que de sí misma como siempre hace, pero no puedo precisar cuál habrá sido el tema. Terminé algunas cosas que tenía pendientes y después llamé a Olga.

5 comentarios:

  1. Que temita... tenés razón, nos cuenta darnos cuenta... de esto y de muchas cosas más. Una de las cosas más difíciles de aprender, vivir el ahora, porque es irrepetible... y con el después es fácil "hablar", pero seguro que ese momento debía ir como fue, y es inútil perderse en "y si..." ...ahora ...en este momento ...hoy.

    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pudiésemos vivir el aquí-ahora seríamos Buda, no obstante uno hace el esfuerzo para que la mente permanezca más o menos quieta. Aunque con poco éxito... jajajaj
      Un beso grande y muchas gracias

      Eliminar
    2. Tenés razón con esto también, pero vivir el momento con todo lo que eso implica, en bien y en mal, es un aprendizaje constante... te dejo un regalito para este finde y sobre este tema: https://www.youtube.com/watch?v=AoR13BS8u9g ...sino la viste, te la recomiendo.

      Otro beso y a disfrutar!

      Eliminar
  2. La vida son etapas y hay que disfrutar en la medida que se nos presenta. Nosotros, nuestro cuerpo es la repuesta al paso del tiempo.
    Saborear y beber a sorbos los buenos momentos ya que puede que no vuelvan más. A esta edad... Hay que huir de la gente que todavía se cree el ombligo del mundo...hay muchas Ayleen en el mundo.
    No hay tiempo que perder, Alex.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  3. Demás está decir que la juventud y ese poder que creemos tener de comernos al mundo cambian la perspectiva de absolutamente todo y tienen la habilidad cuasi mesiánica de convertir las cosas relativamente importantes en trascendentales y aquellas que de verdad lo son en nimiedades. Y es que nadie aprende en cabeza ajena, no?

    Un beso.

    ResponderEliminar