domingo, 30 de octubre de 2016

el egoísmo según Ayleen


Para Ayleen es más devastador romper sus zapatos rojos que un tsunami arrase las islas Fiji, y no exagero ni un poco. Pero no voy a demonizarla, el egoísmo es una parte intrínseca del género humano. Tan normal como tener brazos, piernas y pulmones. Además, ¿dónde quedan esas benditas islas?
“Egoísta es aquel que piensa en sí mismo en vez de pensar en mí” dicen que dice Ayleen.
El egoísta está condenado a una existencia acotada, Alex. A un mundo pequeño en el que sólo entran él y sus benefactores. Pero el problema no es ese, el verdadero problema es que la única forma de felicidad que concibe un egoísta es a través de su propia satisfacción.
Estaba de acuerdo con la visión de Fernando, que se envalentonaba con sus propias definiciones, tan de acuerdo que no emití palabra. 
Espero que llegue el momento en que Ayleen pueda sentir la felicidad de dar felicidad. Con esa frase, hermosa y altruista, Fernando terminó su exposición del mediodía. Pedimos la cuenta y cada uno volvió a su trabajo.

2 comentarios:

  1. El egoísta es un ser que sólo se ve a sí mismo... nunca a los demás, y a eso yo le llamo pobreza de espíritu.

    Mil besitos, Alex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Un espíritu muy pobre.
      Un beso grande

      Eliminar